Gente con cianuro

domingo, 31 de marzo de 2013

Reflexiones en marzo.

Martes, 26 de marzo de 2013.
El tiempo avanzaba lento y despacio como si las agujas del reloj se estuvieran tomando una siesta o un pequeño descanso.
Salí de una aburrida clase y tomé la iniciativa de ir a la parte antigua de mi ciudad desde donde se podían observar y admirar las mejores vistas de todo el lugar. Eran unas vistas geniales y espectaculares. Los turistas se agolpaban frente a las barandillas para hacerse fotos con un mar en el horizonte a modo de fondo.
Pensé que como las gentes que vivían en esa ciudad muy pocas veces admiraban todo ese paisaje. Esas gentes se sentían inferiores a las demás pese a que vivían en un lugar que muchas personas anhelaban con fuerza. ¿Como mi ciudad podía pensar algo así?
Después caminé por la playa. Las olas seguían mi camino mientras una suave brisa me golpeaba la cara y un sol despampanante iluminaba mi rostro. Pensé en como la compañía del mar, el viento y el sol era silenciosa pero a la vez me daba una calidez propia de un abrazo.
Al llegar a casa me duché, pero no fue una de esas duchas normales y corrientes que son pim, pum y fuera. Cogí todos los restos de gel y champú que quedaban y los derramé provocando un aroma indescriptible y muy aromático. Me relajé de una manera espectacular. Sabía que hoy había sido el último día de clase hasta después de las vacaciones y eso me reconfortaba. No iba a ver a mucha gente una semana y media y para mí, eso era algo digno de una buena sonrisa aunque también sabía que los echaría de menos a algunos.

Atardecer en el mar


Sol y arena
Puesto del socorrista




Miércoles, 27 de marzo de 2013.
Que orgulloso me sentía de mi mismo al haber sacado buenas notas pese a mi pésimo esfuerzo...
Pensaba quedar con los amigos de siempre pero por cosas que pasan quedé con otros que hace tiempo que no veía, por así decirlo. Y sorprendentemente me lo pasé mejor con ellos que con los de siempre pues la costumbre nos aburre muchas veces y la novedad nos ilusiona.
Me sentí como un pez fuera del agua pero era un pez feliz.

Pez fuera de agua

Jueves, 28 de marzo de 2013.
La costumbre me perseguía y me llamó a la puerta.
Quedé con los amigos de siempre pero perdí el móvil y no los pude llamar para saber donde estaban así que  los estube buscando por una ciudad repleta de turistas, más bien a estallar. Era como buscar una aguja en un pajar y evidentemente no encontré la aguja.

Viernes, 29 de marzo de 2013.
Las procesiones de Semana Santa me hicieron salir a la calle pese a que me aborrecen. De camino al aparcamiento vi como una cosa de esas que se ponen en los coches para que no les dé el sol a sus ocupantes (no se como se llama ese objeto y lo he buscado y nada de nada, si lo sabéis decírmelo) bueno, el artilugio en cuestión tenia un dibujo de unas "princesas" con cabellos rubios, joyas caras, vestidos atrevidos y "labios de látex" que me produjeron una sensación de desazón.
¿Las princesas son así? ¿Porque las niñas quieren parecerse a esos dibujos edulcorados que no se asemejan nada a la realidad? Tal vez puede ser porque unas mentes tan inocentes están corrompidas por los medios de comunicación con unos intereses en juego pero esto son "mis paranoias"

Sábado, 30 de marzo de 2013.
He encontrado la aguja que buscaba, no sin complicaciones pero la he encontrado y hemos ido a la playa que parece que me atrae como si de un imán se tratara.
Una tarde que recordar y en la que tengo que destacar una frase que escuché:
¿Porqué te gustaba (insertar nombre de persona)? Pues alma de cántaro preguntar porque te gusta una persona es como preguntar el sabor del agua, todo el mundo sabe cual es su sabor pero ¿alguien lo puede describir?

Últimos rayos de sol, olas y skyline

Domingo, 31 de marzo de 2013.
La conversación principal de hoy es ¿has cambiado la hora? Pero mientras el tiempo pasa las flores se marchitan como si supieran que el mes va ha llegar a su fin, unas flores que dejan unas manchas medio lilas medio moradas como si quisieran marcar este mes para siempre pese a que no ha ocurrido nada fuera de lo común aunque ¿que es algo fuera de lo común?

Flor marchita

Otra de la cosas interesante de hoy es que una endeble hormiga caminaba por unas de las esquinas de mi escritorio, como si deseara encaminarse hacía el abismo. Mi primera reacción, la más primaria, ha sido la de matar a ese pobre animal que no me había hecho nada pero por alguna razón de mi subconsciente, como si mi misión fuera la de preservar nuestra especie para ser la predominante entre todas las demás. He cogido lo primero que he visto por ahí, en este caso era el libro "El guardián entre el centeno" que lo tengo por ahí para leermelo en cuanto pueda, y bueno pues la hormiga ha muerto espachurrada, más bien la han asesinado. Yo la he asesinado. Me siento mal.
En recuerdo a la hormiga indefensa, para ti va este post y en tu honor me tomaré mi dosis de cianuro.

El guardián entre el centeno. J. D. Salinger



martes, 26 de marzo de 2013

La cita con cianuro. Mario Benedetti.





Hola, primero de todo quiero decir de nuevo gracias a todos los que han leído y me han ayudado con los capítulos que si no los habéis visto, aquí os dejo los enlaces; Capítulo 1Capítulo 2 y Capítulo 3, que subiré todos los viernes (siempre)
Y como todos los lunes os dejo una cita célebre en este caso del uruguayo Mario Benedetti que falleció en 2009, también podéis ver más citas célebres de este escritor y poeta en twitter @desayunocianuro

"Después de todo
la muerte es sólo un síntoma
de que hubo vida"

Cuando nacemos estamos destinados a morir puesto que la inmortalidad está reservada únicamente a licántropos que aparecen en los libros y las películas de ficción que protagonizan y que causan furor entre las masas (me incluyo), ¿te gustaría convertirte en inmortal?

 El ciclo vital comienza cuando nacemos, después crecemos, nos reproducimos y finalmente nos vamos de este mundo a quizás otro muy cercano o muy lejano, o simplemente morimos, pero ¿que pasaría si el último paso de la vida no existiese?
 El mundo estaría lleno de personas con recuerdos que olvidar, amores reencontrados, odios abiertos, rencores sin disputa y amistades que volver a vivir. ¿Volver a vivir? ¿Es eso posible acaso? Si pudiéramos volver a vivir las segundas promesas serian las primeras y todo carecería de sorpresa, ese sentimiento se habría extinguido.

¿ Volverías a vivir con tu vida o te la cambiarías por otra totalmente distinta? Yo supongo que escogería volver a vivirlo para poder volver a fracasar y aprender, para caerme y levantar, para sonreír y para llorar, para despertarme y soñar, para batirse en duelo y estrecharse las manos después, para sentir la soledad y la compañía, para sentir la crueldad y el cariño de las persones para ¿volver a morir?

viernes, 22 de marzo de 2013

Sueño misterioso. Capítulo 3.




Un mundo de pensamientos y sueños se agolparon en mi cabeza provocando que poco a poco mis párpados se fueran cerrando lentamente. Estaba durmiendo pero sentía como si estubiera despierto y todo me daba vueltas y vueltas que me absorbían a un sitio muy profundo. El ambiente era húmedo y las sabanas estaban frías que contrastaban con todo lo que me rodeaba.
Un paraíso de tremenda belleza que estaba en llamas. El fuego inundaba todo el espacio y todo aquello tenia un aire muy señorial y palaciego. La sala que estaba en llamas se asemejaba a la entrada principal de la mansión de una familia adinerada porque estaba decorada con suelos de mármol, muebles de maderas exóticas en los que encima de ellos había jarrones de cristal que contenían flores de algún lugar paradisiaco que no había visitado nunca; también había vajillas de porcelana china colocadas milimetricamentre dentro de unos aparadores bellisimos. Una alfombra sugería que más allá de las llamas de fuego había una escalera palaciega que seguramente se parecería bastante a las que suelen salir aparecer en las películas.
Me hallaba tumbado en mi cama rodeado de llamaradas gigantes que llegaban a la altura de un techo que estaba pintado con escenas bíblicas, todo estaba ardiendo pero por extraño que parezca ningún mueble ni alfombra estaba quemado. De pronto una lámpara, de estilo gótico realizada en bronce y cargada de adornos y numerosos colgantes de vidrio que muy probablemente eran de cristal de roca, cayó al suelo donde esos exuberantes cristales se rompieron en mil pedazos como cuando le rompen el corazón a alguien.
El humo me impedía respirar de manera natural y estaba al borde de una asfixia que pretendía llevarme a la muerte pero una mano me cogió del brazo y pude dejar de inhalar un espeso humo gris que llenaba toda la sala y que hacia que no pudiera mirar lucidamente todo lo que había visto antes.

Carlota me había despertado.
-¿Estás durmiendo? -preguntó ella.
-Claro que no... Resulta que ahora yo soy sonámbulo y hablo dormido... -respondí con ironía.
-Cuando he entrado me he llevado un buen susto, estabas hablando solo y decías que no respirabas o algo así... No se que era muy bien. Solo balbuceabas.
-Supongo que estaría soñando -le dije eso, pues en ese instante no me acordaba muy bien de lo que había soñado.
-¡Qué raro que eres! -dijo con burla.
-Como si tú fueras muy normal... -respondí mientras una carcajada taciturna salía de mi boca  -¿A que has venido aparte de a despertarme?
-Bueno, no te pongas exquisito... ¿Te acuerdas de la foto que encontramos a mediodía en el buzón y que te dije que me sonaba de algo? -me preguntó nerviosa y algo impaciente.
-Si me acuerdo. ¿Que ha pasado? -contesté fríamente.
-Verás, desde que la vi no he parado de pensar en la foto. Intentaba adivinar quienes eran ya que me sonaban muchísimo o el lugar donde la habían hecho... Pues resulta, que después de darle vueltas y vueltas a este asunto solo he llegado a una conclusión. -dijo extasiada.
-Sorprendeme. ¿Qué conclusión es esa? -le dije esto realmente ilusionado.
-Creo que la chica que sale en esa foto es mi abuela cuando era joven. Está muy cambiada, pero es ella. Antes de que digas nada sobre esta teoría, tengo que decir que estoy segura de que la mujer que sale en la fotografía es mi abuela porque ella siempre lleva una medalla de la virgen del pueblo que perteneció a su madre y que antes había pertenecido a su abuela y así sucesivamente. A esa medalla le tiene un gran estima, pues desde que murió jamas se ha despegado de ella, ya que siempre dice que es como si su madre estuviera cerca de ella y le protegiese. -soltó entusiasmada.
-¿Pero entonces piensas que quién nos ha mandado el paquete con esa caja de madera es algún familiar tuyo? -dije mientras miraba sus brillantes ojos de color marrón claro y esos labios suyos carnosos y rosas que anteriormente habían vuelto loco a más de un chico.
-¿Pero si no es esto, quién iba a conservar todavía una fotografía de hace más de 70 años? -respondió muy segura de si misma.
-No lo sé, todo esto me parece muy raro y más en nosotros que nunca pasa nada en nuestras vidas monótonas y aburridas... -repliqué con dureza.
-Tampoco digas eso. En nuestras vidas si que pasan cosas, a lo mejor no tan divertidas o interesantes como la de los demás pero pasan cosas. -contestó mientras miraba su móvil y vio que marcaban las 04:27.
Después de que dijera esto la abracé y nos tumbamos en la cama a la vez que me decía unas palabras en el oído que no supe descifrar, en ese mismo momento recordé el misterioso sueño que se había aparecido por mi cabeza antes de que Carlota entrara en mi habitación y me despertara, salvado de morir ahogado por respirar tanto humo.
Nos dormimos a sabiendas de que algo importante iba a suceder muy pronto, o tal vez a la mañana siguiente al despertarnos.


Capítulos anteriores:
Capítulo 1
Capítulo 2
Próximos capítulos:
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6



jueves, 21 de marzo de 2013

Hola primavera.

Primavera te saludo porque ayer estuviste de nuevo entre nosotros, has vuelto una vez más y volverás.
Has sobrevivido un largo y duro invierno, un invierno en el que has tenido que superar ciento y mil escollos, problemas que tenias que solucionar y que parecían que eran algo insuperable, parecían una soga atada al cuello. Y esa soga cada vez apretaba más y más y seguía apretando hasta casi dificultar la respiración pero tú que eres radiante y viva porque en ti las flores volvieron a sonreír y los animales despertaron de su largo sueño, tú por fin has soltado esa cuerda y he podido respirar en tranquilidad.
Primavera en ti vienen los vientos en este mes de marzo después viene abril y las hojas tiemblan con sus frescas lluvias y finalmente llega mayo y tú llegas al climax alcanzando la belleza sin imperfección, un tipo de belleza que solo existe en ti y esperemos que cuando llegue el momento de ver tal hermosura sublime podamos decirte hasta luego con tristeza, señal de que has sido una época esplendida.
Ojalá sea así.


Feliz Día Mundial de la Poesía.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Cine con cianuro. The good girl.

Este es un nuevo apartado del blog, en el que como ocurre en el apartado de "Mis libros" repasaré todas las películas que me parezcan interesantes y merezcan atención, ya sea porque nos aportan valores positivos o negativos, y después de todo esto viene el primer post sobre películas. En este caso se trata de un film indepeniente de USA que arrasó entre la crítica pero no tanto en el público.


The good girl.

Argumento: Justine interpretada por Jennifer Aniston es una mujer casada y quiere formar una familia pero su marido Phil es un bonachón que se dedica a pintar casas y su único interés es sentarse frente la televisión y fumar marihuana con su amigo inseparable, Bubba, que hace que su vida sea plana y aburrida. Quieren tener hijos pero como fuma marihuana piensan que no los pueden tener.
Un día en el trabajo aparece un chico que es su alma gemela, Holden, que hace que Justine piense que él es una opotunidad para escapar de un mundo tedioso a otro en el que la creatividad y el despertar emocional son algo importante.


Conclusión: La historia se basa en una infidelidad que tiene como promesa vivir una vida mejor pero Holden es obsesivo, basa gran parte de su vida en la nóvela "El guardián entre el ceneno" y si decide estar con él condenará a su marido a una vida triste pues su marido le quiere aunque no lo demuestre.
Esta película también habla de los sueños y ambiciones que evitan vivir en la realidad y hace que busquemos el egoísmo por encima de las circunstancias que rodean nuestras vidas.
Otra de las cosas por las que destaca es por mostrar la amargura y el conformismo que hace que nos ahoguemos nosotros mismos y que muestra la parádoja del título de la película, en su desenlace cuando debe elegir entre seguir teniendo una vida pesimista o embarcarse en una nueva aventura donde siguiendo la estela del resto de la cinta se impone la infelicidad.


  • Esta película no es nada recomendable si estaís tristes o pesimistas más que nada por no poner el dedo en la llaga y por último se podría definir el film con la siguiente frase: La típica rutina que mata lentamente y nos quita poco a poco las ganas de ver algo nuevo.



lunes, 18 de marzo de 2013

La cita con cianuro. Somos únicos.




Hola!!! Lo primero que quiero hacer es dar las gracias a todos los que me han apoyado y que van hacer que siga adelante con la historia que estoy publicando y que hizo que el blog batiera el récord de visitas en un día (sé que puede parecer que son pocas las visitas pero para mí valen por millones) y si todavía no os la habéis leído aquí os dejo los enlaces, Capítulo 1 y Capítulo 2, además el blog tiene Tumblr y si quereis verlo este es el  link también tengo que decir que ya somos 1000 followers en Twitter y si queréis estar al tanto de todas las novedades del blog o si os apetece pasar el rato solo os tenéis que pasar por aquí @desayunocianuro, y esta semana la dedicaré especialmente a poner tuits sobre el tema de esta cita y después de este repaso doy paso a la cita célebre de esta semana que es de un filosofo y escritor indio.


"El bosque sería muy triste si solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen" Rabindranath Tagore.


La conclusión que saco de esta cita es que todos formamos un conjunto en el que si por alguna razón despreciamos a alguien por ser supuestamente inferior o más débil, el grupo pierde toda la unidad.
En cualquier unión de personas siempre hay alguien que lo hace mejor o peor que otras pero esas personas tienen que luchar por conseguir lo que quieren y si hay que probar un millón de cosas distintas se tienen que probar todas porque lo más importante es no desistir.
¿Que pasaría si únicamente dejáramos salir a la calle a los que visten con una camiseta azul? Pues que todo el mundo vestiría esa camiseta y no habría nadie distinto para poder estar juntos, aunque habrá gente que no se pondrá esa prenda y entonces ¿que pasará con esas personas? Pues que si esas personas no salieran a la calle seguro que muchas más se sentirían tristes y no estarían orgullosas de llevar puesto algo que les provoca tristeza.
Todos nos complementamos gracias a nuestras diferencias, que hacen que seamos únicos.






domingo, 17 de marzo de 2013

El cuarto buzón. Capítulo 2.




Eran las 9:15 de la mañana cuando el despertador del móvil comenzó a reproducir una canción a modo de despertador. Carlota estaba un poco aturdida porque no había dormido nada, igual que yo. Cogí el mando de la televisión y comencé a presionar todos los botones a modo de zapping pero a esas horas de la mañana no hacían nada decente por lo que apagué la caja tonta. Ella fue a la cocina y abrió la puerta de la nevera, cogió el brick de leche semidesnatada y vertió un poco de líquido blanco en un vaso. Después la puso en el microondas pero de golpe la luz se fue.
No nos habíamos dado cuenta de que en la calle llovía a cántaros y una tormenta eléctrica estaba posada sobre la ciudad.
Nos tomamos la leche con cola-cao fría y los grumos se quedaron en el vaso. A continuación nos lavamos la cara, nos peinamos y nos cepillamos los dientes. Carlota soltó una sonrisa pálida en el espejo del baño.
Entré en mi cuarto y me tumbé en la cama. Busqué una libreta y empecé a hacer todo lo que tenía de deberes, que por suerte no eran demasiados. Al cabo de tres horas más tarde la luz volvió y con ello cesó la lluvia y los relámpagos.
Entré en la habitación de Carlota y le empecé a incordiar. Puse su canción favorita y los dos la tarareamos, seguido de unos cuantos pasos de baile que a cualquier otra persona le hubieran horrorizado.
Me preguntó si me apetecía salir a la calle y hacer lo que decían las indicaciones que un anónimo nos había mandado, a lo que respondí de la manera más lógica posible. Dije si.
Me puse mi chubasquero de siempre y miré el reloj, eran las 12:45.
Las calles estaban llenas de charcos y decidimos subirnos al autobús que comunicaba nuestro barrio, que estaba en las afueras justo al lado de todos los centros educativos, con el centro de la ciudad.
Eramos los únicos pasajeros del autobús y el conductor se sorprendió de nuestra llegada porque casi ni se percató que dos jóvenes estaban esperando su llegada en la parada.
Después de media hora llegamos al centro urbano y la vida parecía haberse paralizado.
El paseo de la playa tenía un poco más de animación y encontramos la cafetería Minarete muy pronto. El edificio amarillo se encontraba justo al lado.
Aprovechando que una vecina iba a entrar nos infiltramos dentro. Allí los dos pasamos un rato buscando el dichoso buzón, hasta que por fin lo encontramos. Ella sacó la llave del bolsillo de su pantalón vaquero y abrió el cuarto buzón que estaba a nombre de un tal Alejandro Rodríguez Bataller.
El nombre  de esta persona no nos sonaba de nada. No lo habíamos escuchado, nunca excepto porque uno de los apellidos de Carlota es Bataller, aunque eso no era tan raro porque era un apellido muy común en la zona.



Dentro del buzón encontramos una foto antigua y una flor seca. Carlota dijo que la foto le resultaba familiar y con muchas prisas la guardó dentro de una libretita que siempre llevaba a mano. Yo me ofrecí a guardar la flor seca pero se adelantó al ponerla dentro de su bolso, se dio demasiada prisa en ello pero no le puse demasiada importancia.
Salimos de ese edificio y paseamos un poco por la Avenida Principal. Después paramos a comer una hamburguesa con patatas mientras el sol salía de su escondite.
A las 17:00 el autobús nos dejaba en casa y la lluvia comenzó otra vez a caer sobre los tejados de aquella ciudad.

Le pregunté si la foto le llamaba la atención y me respondió diciéndome que la había visto en algún lugar antes pero no sabía donde. Era extraño que ella no se acordase porque tiene una mente prodigiosa. Dudaba sobre si me decía la verdad, o por el contrario me mentía. Pero la creí, ella no podía mentirme. Por lo menos a mí, pensaba.
El resto de la tarde se precipitó hasta su final, donde la noche y la luna nos daban la bienvenida. No hicimos nada, estábamos demasiado preocupados los dos, aunque como era normal en nosotros no nos dijimos ni una palabra. Eramos demasiado cerrados, nos costaba un poco contarnos las cosas realmente graves.
Después de las doce nos fuimos a la cama pero durante la madrugada una noticia nos quitaría el sueño.

Capítulos anteriores:
Capítulo 1
Próximos capítulos:
 Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7

viernes, 15 de marzo de 2013

Un extraño paquete. Capítulo 1.





La tarde se avecinaba tranquila y desde mi ventana se podía observar como el tiempo pasaba lentamente y sin muchas complicaciones pero mi siempre intranquila y despreocupada compañera de piso, Carlota, me llamó a la puerta de mi habitación, provocándome un susto considerable porque yo estaba en ese punto en el que decides no hacer nada y quedarte en silencio sin ningún tipo de plan, para avisarme que había venido un cartero de mensajería instantánea y que había traído un paquete a nombre de los dos.
Me levanté de la cama y bajé la persiana; después abrí la puerta y vi por primera vez algo que cambiaría nuestras vidas aunque en ese momento no lo supiéramos.
El paquete era una caja de cartón y nos la había mandado alguien del frío país escandinavo de Noruega, que hizo que la expectación por abrirla se elevara aún más y que provocó que los dos nos encontraramos sorprendidos ante dicho envío.
Carlota fue a su habitación para coger un cúter, momento en el que aproveché para examinar el paquete donde por supuesto no encontré nada raro excepto por el lugar del envío.
Cuando por fin trajo el cúter lo abrió con esmero y retiramos la espuma blanca y algunos trozos de papel de periódico que cumplian la función de protegerlo para que no tuviera ningún tipo de desperfecto, cosa que hizo que intuyéramos que se trataba de algo frágil.
Dentro del extraño paquete de cartón había una caja de madera pequeña con una llave puesta; la caja parecía bastante antigua y tenia grabado las iniciales B. S. Al girar la llave y abrir la caja nos encontramos con un sobre de color azul que debía de haberse comprado en cualquier palería. En el interior del sobre había una carta y una llave que parecía a la de un buzón. La carta era breve, estaba escrita a ordenador y sin faltas ortográficas, eso sí, con unas indicaciones muy exactas. Decía lo siguiente:

Buenas:
Antes que nada deben de saber que no han sido escogidos por azar sino mas bien por las circunstancias. Si quieren descubrir de que trata esto deben de hacer lo siguiente sin decírselo a absolutamente nadie.
El próximo sábado irán por el paseo de la playa y tendrán que entrar en el edificio amarillo, el que está delante de la cafetería Minarete, y con la llave que tienen a continuación abrirán el cuarto buzón.
Saludos. A. B.

Los dos estábamos patidifusos por lo que decía el mensaje y tras una pequeña discusión decidimos que al día siguiente iríamos los dos juntos y haríamos lo que había en la carta.
Yo no estaba de acuerdo pero me convenció. Esa noche los dos cenamos juntos como todos los viernes desde que compartimos piso pero esa fue una de las peores noches que pasamos en nuestra vida. Como siempre vimos una película y los dos nos quedamos fritos en el sofá, aunque al rato nos despertamos y no pudimos pegar ojo durante toda la noche, era como si algo en nuestro interior nos dijera que no debíamos de dormir para salvaguardarnos de cualquier peligro que nos pudiera estar acechando.

Capítulos siguientes:
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8

martes, 12 de marzo de 2013

Desconocidos en un día de marzo.

Hoy ha sido uno de esos días en los que te levantas pensando en la siesta que te vas a dormir justo después de comer, que cansancio...
La mañana era tranquila y estaba acorde con mi estado de ánimo y por supuesto con el físico.
Estaba rendido y solo pensaba en llegar a casa pero por desgracia quedaba aún una clase, una clase de esas que se te hacen larguísimas y para colmo tenia mucha sed tanto que en un momento pensé que mi cuerpo era un desierto por donde pasaban pensamientos transeúntes, eso si, eran transeúntes muertos de sed.
Sonó la sirena y en mi interior retumbó un grito de satisfacción.
Al llegar a casa bebí agua y por fin mi cabeza dejó de parar de enviar mensajes como este `SOS Agua´, aunque la comida que había no era de mis favoritas me la engullí sin rechistar y seguidamente me tumbé en la cama bajo mi colcha de círculos con colores llamativos.
Después de soportar una serie de tareas cotidianas de lo más insoportable aunque a la vez extraordinarias me abrí paso entre las calles de una ciudad que había hecho la espantado porque chispeaba un poco.
Pasé por enfrente de la playa, que se difuminaba de entre los nubarrones grisáceos y me adentré en una calle donde cientos de vidas se cruzaban sin apenas tener contacto con ellas.
Ví a una mujer que regentaba una tienda y sacaba a la calle unos paragüas para aprovecharse de algunos ciudadanos desprevenidos cuando justo al lado de esa mujer pasaba un chico que muy graciosamente se resbaló y esa mujer que no le conocía de nada le tendió la mano y le ayudó a levantarse del suelo, eran unos extraños pero la ayuda al prójimo no tiene barreras.
Cuando anocheció me monté en el coche y mi padre puso una emisora en la que un locutor de radio criticaba a todo el que se le ponia por delante mientras que otro tertuliano le interrumpia y empezaban a gritar y despotricarse el uno del otro por cosas absolutamente banales.
Mi padre parecía decirme algo pero carecía de interés para mi por lo que las luces de la calle me absorbieron y me atraparon como si estuviera soñando algo que ya había soñado pero un pitido de un coche me despertó y me dí cuenta de que mi padre estaba hablando y se estaba quejando de los coches que se encontraban en doble fila o mal estacionados algo que me importaba lo más mínimo aunque en realidad también tenía un mensaje más profundo, un mensaje que decía que a la gente no le importaban los desconocidos ya que estaban obstaculizando el tráfico pero al rato me acordé de la mujer que ayudó al chico y que demostraba que la buena gente también existia y aunque silenciosa era una gran mayoría.



lunes, 11 de marzo de 2013

La cita con cianuro. Adiós al fracaso.

Hola, esta semana la dedicaré especialmente al miedo al fracaso y si queréis ver más frases sobre este tema os podéis pasar por el Twitter @desayunocianuro y esta es la cita celebre de este lunes 11 de marzo donde aprovecho para recordar a todas las victimas del terrorismo en este día tan triste y que debe de ser un símbolo de repulsa contra todo acto de violencia.

"El éxito consiste en vencer el temor al fracaso" Charles Augustin Sainte-Beuve.

El miedo al fracaso, el miedo al cambio y a una multitud de cosas infinitas hace que no consigamos el éxito, algo que es algo nefasto, ya que todas las personas deben perseguir sus objetivos sean del tipo que sean, aunque parte de esos objetivos conlleven un riesgo que hay que asumir, pero tenemos que ser consecuentes para decidir si el riesgo que estamos tomando es excesivo o si por el contrario es muy pequeño y por lo tanto hay que saber poner las cosas en una balanza y ver hacia que lado se inclina porque mientras persigues lo que quieres tienes que valorar lo que tienes.
¿Pero que pasa cuando por fin nos hemos decidido a hacer lo que nos hemos propuesto y fracasamos?
Yo diría que cuando esto ocurre no hay que perder la esperanza y tampoco hay que desmotivarse porque un devorador de éxitos jamás tiene límites y nunca se conforma con nada, pero ¿realmente queremos conseguir ese éxito sin fijarnos en el resto del recorrido para solamente llegar a la parte final?
Yo creo que no, porque lo más importante de haber luchado contra el fracaso y haber llegado al éxito es haber disfrutado del camino recorrido o eso es lo que dicen.




sábado, 9 de marzo de 2013

El tiempo no se detiene.

Todo está desordenado. Nada en mi interior está en un sitio fijo, todo está en movimiento.
Es como si el tiempo avanzara más rápido que yo.
Estoy persiguiendo a mi sombra, y detrás solo hay gente que te quiere pisotear o apartar del lugar que te pertenece. Y para que no te cojan tienes que correr y correr hasta despistarles aun sabiendo que pronto te encontrarán y tendrás que volver a huir para seguir sobreviviendo.
Siento que estoy en un sitio que se encuentra levitando y que viaja a gran velocidad, y es imposible parar por mucho que te empeñes en hacerlo.
Mientras todo esto pasa mi deseo es que el tiempo se detenga para así poder evaporarme sin que nada ni nadie me lo impida porque lo unico que no espera es el tiempo.
¿Es posible parar el tiempo cuando nos sentimos enjaulados y condenados en nuestra propia realidad?




lunes, 4 de marzo de 2013

La cita con cianuro. Pequeños detalles.

Hola, la cita célebre de esta semana es de Pablo Coelho y si quereis encontrar más frases de este novelista y dramatrugo brasileño solo teneis que pasaros por mi twitter @desayunocianuro

"Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo." Pablo Coelho

Cuando todos los días se vuelven iguales y grises ha sido porque no hemos visto la simple belleza de las cosas.
Esa belleza simple que se refleja en la cara de un niño que está sonriendo mientras juega o en un instante caprichoso donde un lápiz con una suabe vaivén no ha querido caerse de la mesa.
Por no hablar de esas personas que te das cuenta que están hablando con otra mientras lanzan una mirada pretenciosa hacia otra persona pero ¿nunca has pensado si alguien estaba observandote mientras les veías a los demás?
Cada día pasa algo diferente que por minúsculo que sea tiene una belleza muy grande y el factor importante es fijarse en ellas para no caer en la rutina, porque lo importante está en los pequeños detalles.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Crítica de An Education

Roja como la sangre.

An education

Relato erótico.

Translate