Gente con cianuro

sábado, 9 de febrero de 2013

Déjate llevar.

Nadie te ha preguntado como te encuentras.
Nadie ha pensado si podías estar bien o mal.
Nadie ha sentido lo que realmente te pasa.
Nadie absolutamente nadie ha notado que necesitabas la ayuda de los demás para seguir adelante con fuerza e ilusión.
Nadie ha tenido el tiempo suficiente como para decirte que tal te ha ido el día.
Aunque si somos sinceros yo tampoco les he preguntado como se encontraban.
No he pensado si estaban bien o mal.
Tampoco he sentido su dolor y sus problemas.
Y no he prestado mi ayuda para solucionar lo que me hubieran pedido.
Y todo esto pasa porque vivimos tan deprisa que no tenemos un segundo para fijarnos en lo que realmente está pasando por la cabeza de los demás.

Vivimos con estrés.
Vivimos envueltos en una constante tensión.
Vivimos bajo presión.
Vivimos pensando en lo que dirán o pensarán de nosotros.
Vivimos sin un momento de respiro en el que podamos sentir el dolor real de las personas.
Vivimos con la esperanza de hacer lo que queramos en un tiempo limitado.
Vivimos pensando los días que faltan para ir a tal sitio cuando en realidad deberíamos estar pasándolo en grande o simplemente siendo felices en el sitio en el que estamos y dejar que pasen los días y llegue el momento en el que vayamos al sitio que tanto queremos sin la duda de que hubiéramos hecho si... Ante la duda hay que hacerlo y vivir el momento antes de que sea demasiado tarde y estemos encerrados en un ataúd.

Y si te confundes habrás aprendido que no hay que volver a hacerlo y no vivirás preguntándote lo que hubiera pasado.
Relájate, respira hondo, suelta el aire poco a poco y cierra los ojos.
Ahora piensa en lo que puedes hacer para mejorar la vida de los demás. Abre los ojos y verás lo que tienes a tu alrededor. Verás que te rodean cosas simples pero de gran belleza y cosas complejas con sentimientos reales.
Cierra los ojos y déjate llevar.



12 comentarios:

  1. ¡Magnífica! No tengo nada más que decir.

    ResponderEliminar
  2. Dejarse llevar así, sí.¡Qué bonito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que dejarnos llevar y hacer cosas para conseguir la felicidad.
      Gracias!!!

      Eliminar
  3. Para que nada nos pese en el futuro, ¡dejémonos llevar! Es mejor equivocarse y aprender que ser presos de las normas sociales que el ser humano se ha ido imponiendo.

    Preciosa reflexión. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, estamos sujetos a demasiadas normas establecidas.
      Muchas gracias. Otro abrazo.

      Eliminar
  4. Dejarse llevar suena tan bien.

    A veces, deberíamos parar, sentarnos y mirar el mundo desde otra perspectiva, tal vez desde abajo.

    Parar, mirar, pensar y continuar.

    ¡Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu comentario!
      Mirar desde abajo para ver todo lo que queremos subir...

      Besos con cianuro.

      Eliminar
  5. Muy buena! Yo también escribo y tengo un blog por si te apetece pasarte: http://runnersinaliento.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Para estas reflexiones, se me ocurre como banda sonora a Vetusta Morla...

    Dejarse llevar, suena demasiado bien...

    Enhorabuena *

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jugar al azar, nunca saber donde puedes terminar o empezar...

      Besos con cianuro :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Crítica de An Education

Roja como la sangre.

An education

Relato erótico.

Translate