Gente con cianuro

viernes, 13 de marzo de 2015

El gato.






La puerta de atrás de la casa de enfrente está siempre abierta. Un gato blanco se aprovecha de ello y entra en la casa para coger algo de comida. La dueña de la casa no se dará cuenta nunca. Ella anda muy ocupada siempre. Desayuna rápido, cena rápido y duerme poco. Todas las mañanas sale por la puerta de atrás y corre hasta el coche. Lo arranca y se lanza a la carretera. Cuando ya es de noche llega y entra corriendo porque tiene muchas cosas que hacer. Vuelve a dejar la puerta abierta. Más tarde se mete en su solitaria cama y sueña con que alguien ocupe la mitad del colchón.

Un día cansada de su vida decidió dejar el trabajo. Esa mañana el gato encontró a la dueña de la casa por primera vez. ¿Qué hacia allí? -se preguntó el gato. Ella tocó suavemente al gato y lo convirtió en suyo. Dejaría de estar tan sola. 



2 comentarios:

  1. awwww que hermoso texto.
    Me encanto la historia y el final sin duda no me lo esperaba.
    Un saludo y un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Crítica de An Education

Roja como la sangre.

An education

Relato erótico.

Translate