Gente con cianuro

martes, 6 de septiembre de 2016

Puñado de estrellas apagadas.

 

                           Ya no sé si es de día o de noche.
           Recuerdo a las nubes pintarse en el cielo.

                    Robé el botín y lo escondí bajo tierra.
                            Me llevé los relojes y el tiempo a puñados.
                         Transporté a zonas salvajes criaturas perfectas.
                                     Rocé con los dedos estrellas apagadas.
                      Aún así, me quemé como siempre.
           Volví a encenderme soportando las  llamas.
                                               Adoré a dioses 
y
   recé, supliqué pero por tus ofensas casi me cuelgas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Crítica de An Education

Roja como la sangre.

An education

Relato erótico.

Translate